Fernando Noy, poeta, dramaturo, escritor y performer era un gran amigo, compinche de arte y vida, de Pedro Lemebel. Para Anfibia, escribió una plegaria en forma de poema, que también es un mantra.



P  edro nuestro que  estás en los espejos

E  sa  mirada inmortal perpetua,  encandilada

D onde nos seguimos viendo por  todos tus reflejos

R osa salvaje con cada espina  ferozmente    perfumada

O rigen de todo aquello que para  siempre somos

l os poseídos de pasión jamás  esclavizada

E n nuestros días futuros ahora  caminemos  

M uy  juntos  siempre   por  la    noche sagrada

E  sta esperanza de Tí  solamente    rogamos

B rilla lo oscuro  ,    imposible esta    ausencia ,  exorcizada

E terno  entre nosotros,  por algo te cantamos

L uz de tu luz. Nunca,  jamás perdida


¿Te gustó la nota?

Suscribite al boletín de Anfibia

AUTORES

LECTURAS RELACIONADAS